DAVID DELFÍN. EL DISEÑADOR DEL NUEVO MILENIO

En Parte del Arte seguimos adelante. El tiempo de cuarentena se está alargando mucho más de lo que todos deseamos pero es momento de continuar con nuestra misión de acercarte y hacerte sentir el arte y la cultura. Por ello, adaptándonos a las circunstancias y con tantos medios digitales que existen a nuestro alcance, hemos decidido crear una oferta de cursos on line en la que continuar impartiendo nuestros cursos:Conoce Madrid, Exposiciones y Colecciones de Madrid, Grandes Momentos de la Historia y Descubriendo la ópera. De esta manera, podrás seguir disfrutando de nuestras experiencias pero sin moverte de tu casa. Tienes toda la información sobre los cursos on line pinchando aquí.

También seguiremos acercando la cultura de forma gratuita a través de nuestros directos en Instagram cada lunes y viernes a las 17.00, en los que te invitamos a charlar con nosotras y nuestros invitados del mundo del arte sobre diferentes temas, y ¿cómo no?, a través de nuestro blog BaluArte, en el que cada semana os hablamos de un tema cultural de actualidad o de alguna exposición temporal.

Por ello hoy os hablamos de una de las muestras programadas para este mes, la dedicada al diseñador David Delfín, organizada por  la Comunidad de Madrid a través de la Consejería de Cultura y Turismo en un lugar muy especial.

DE DEPÓSITO DE AGUA A SALA DE EXPOSICIONES

El edificio que alberga la exposición fue construido entre 1907 y 1911 por el ingeniero Diego Martín Montalvo como primer depósito elevado de agua de Madrid. Se trata de una construcción de estilo ecléctico y carácter industrial que destaca por su exterior de ladrillo, su planta circular, sus contrafuertes en talud y su cubierta metálica rebajada.

sala_canal_isabel_II_parte_del_arte_cursos_on_line_arte

Exterior del edificio del antiguo depósito de agua construido por Diego Martín Montalvo

El edificio fue restaurado en 1986 y acondicionado como sala de exposiciones, gestionada por la Subdirección General de Bellas Artes de la Comunidad de Madrid junto a la Sala Alcalá 31 y la Sala Arte Joven. Normalmente las exposiciones que podemos encontrar en este espacio se centran en la creación fotográfica y audiovisual contemporánea pero también, anualmente, coincidiendo con la Madrid Fashion Week se realiza una muestra de un gran maestro de diseño de moda.

Este año le ha llegado el turno al siempre controvertido David Delfín, a través de una exposición que se articula en torno a su trayectoria como artista y diseñador.

DAVID DELFÍN. MUCHO MÁS QUE UN DISEÑADOR DE MODA

Diego David Domínguez González (Ronda, 1970 – Madrid, 2017), más conocido como David Delfín, es uno de los máximos representantes de una nueva generación de jóvenes artistas y creadores que irrumpieron con la entrada del nuevo milenio y que concibieron la moda desde un punto de vista multidisciplinar.

fotografía_david_delfín_parte_del_arte_visitas_guiadas_madrid

David Delfín en la presentación de su última colección en 2016

El malagueño comenzó su andadura como pintor. Es en 1999 cuando comienza a experimentar y a fusionar la pintura con el diseño de moda, aplicándola a prendas militares de segunda mano. Así es como en 2001, junto con Gorka Postigo y Bimba Bosé decide crear la firma Daviddelfín, una marca que construyó a partir de la influencia de discursos artísticos y su propia caligrafía escrita con la mano izquierda para  crear logos. La marca giraba en torno a un concepto que actuaba “como metáfora de la unión de las inquietudes del grupo, un proyecto multidisciplinar donde moda, fotografía, arquitectura y vídeo conviven desde entonces”.
El interés por el proyecto crecía por encima de sus posibilidades, y ya en 2002 tuvieron que contratar a una modista y un patronista. Estaban a punto de desfilar en Cibeles por
primera vez.

SANS TITRE

Sans Titre es el nombre de su primera colección, que vio la luz en 1999 que no estuvo planteada como una colección de moda al uso, sino como un ejercicio pictórico en busca de nuevos soportes y como un homenaje latente a Joseph Beuys, a través de camisetas desgarradas o cruces de fieltro rojo.  Esta “colección” fue sólo el comienzo de una relación muy fructífera entre diseño y creación plástica: referencias surrealistas más o menos explícitas (capuchas magritianas, hormigas e incorporación de aparentes objetos encontrados, inesperados) serán posteriormente muy habituales en su trayectoria.

david_delfin_sans_titre_parte_del_arte_vistas_guiadas_museos_madrid

Prendas de la colección Sans Titre en la exposición

COUR DES MIRACLES

En el año 2002 David llegaba por primera vez a la pasarela de Cibeles con Cour de Miracles la que sería la primera gran colección, así como polémica del diseñador.

David empezó fuerte y de forma muy transgresora. Tanto, que varios periodistas se salieron del desfile al vislumbrar sus rompedoras propuestas, aunque la mayor parte del público le aplaudió. El desfile se convirtió en todo un escándalo, recibiendo duras críticas por parte de la sociedad y de algunos sectores políticos. Los reproches se centraban en el hecho de que Delfín cubrió el rostro de las modelos de sacos de tela y colocado una soga al cuello a Bimba, que participó en el show.

cour_de_miracles_david_delfin_parte_del_arte_visitas_guiadas_exposiciones_madrid

Vestidos de la colección Cour de Miracles en la exposición

Esta puesta en escena se comparó en muchos medios de comunicación con el burka islámico y la violencia de género. Pero en realidad, su inspiración y las referencias de David Delfín tenían que ver con aspectos más profundos relacionados con la historia del arte. Se trata, en definitiva, de un homenaje al famoso cuadro de René Magritte Los amantes, y las hormigas estampadas que correteaban por algunos vestidos eran un guiño al film surrealista de Luis Buñuel Un perro andaluz.

magritte_parte_del_arte

Los amantes. René Magritte, el cuadro en el que se inspira David Delfín para la colección Cour de Miracles

EL TIEMPO DE LOS MONSTRUOS. DAVID DELFÍN Y BIMBA BOSÉ

Grandes amigos y socios, David Delfín y Bimba Bosé se conocieron por casualidad en 1996 en la barra de un bar y desde entonces fueron inseparables. Bimba se convirtió en su musa y desfiló para él en numerosas ocasiones.

bimba_bose_david_delfin_parte_del_arte_madrid

David Delfín y Bimba Bosé 

En el año 2015, David Delfín presentó su colección El tiempo de los monstruos, en la que hacía referencia a la película de Félix Sabroso y como guiño y homenaje a Dunia Ayuso. En la colección encontramos depuradas geometrías y juegos de volantes y lunares, como resultado de una divertida mezcla de la Bauhaus combinada con el estilo Memphis, muy recurrente en sus últimas temporadas.

En esta colección  David Delfín convirtió a Bimba Bosé en uno de sus monstruos, coloreando de azul sus orejas y cubriendo su cuerpo con un explosivo vestido en verde hierba. Sin duda, una de las grandes joyas de todas sus colecciones.

bimba_bose_el_ tiempo_de_los _monstruos

Bimba Bosé en el desfile de El tiempo de los monstruos

DAFO

Dafo fue el nombre que recibió una de las colecciones más emblemáticas de David Delfín, la de primavera-verano de 2007. Se trata de una colección prácticamente distinción de género. Algunas de sus propuestas dejaban ver un aire masculino en ellas y más femenino en ellos, dando una vuelta de tuerca a los convencionalismos tradicionales de la vestimenta.

DAFO-primavera-verano-2007

Escena del desfile de la colección Dafo

Uno de los sellos de David Delfín que podemos ver en muchas de las prendas de esta colección son los detalles, que nunca pasaron desapercibidos, como las famosas letras en los vestidos, que se transformaron en frases. Este detalle cautivó a muchos famosos, que empezaron a dejarse ver en eventos públicos y alfombras rojas con esta indumentaria.
Algo que a los famosos les encantó y de ahí que de dejaran ver en varios eventos públicos y alfombras rojas.

DÉMÉNAGEMENT

Otra de las colecciones más interesantes de David Delfín es la llamada Démenagement, que presentó para el otoño-invierno de 2007/2008.La mudanza (Déménagement) fue la fuente de inspiración en una nueva colección. El modisto no se refería a la mudanza como transporte sino entendiéndola como evolución, cambio. Por eso, se decantó por una línea austera en la que evitó los adornos superfluos y destacando las formas minimalistas. David Delfín presentó a sus modelos con mobiliarios de mimbre que jugaban el papel del complemento. Sillas a modo de peineta, taburetes de mochilas y tiras de mimbre sobre la cabeza.

demenagement_davi_delfin_parte_del_arte_visitas_guiadas_madrid

Vestido de la colección Déménagement

MISSING

Missing es probablemente la colección más personal de David Delfín en el otoño-invierno de 2013-2014. Fue un homenaje a su perrita, que falleció mientras se preparaba la colección. Tras quince años juntos, decidió recordarla a través de unas referencias a “Alicia en el País de las Maravillas” . Por eso las prendas destacan con colores blancos con rosas. Pero, para cerrar el desfile, Bimba, su musa, aparecía y vestida de negro para simbolizar el luto por el que estaba pasando el diseñador.

Missing_davidelfin

Algunos diseños de la colección Missing

EL ÚLTIMO DESFILE

Su última propuesta propuesta para el otoño-invierno de 2016 estuvo basada en una colección que reivindicaba el forofismo hacia un mismo como una relación eterna de amor. Fue su bufanda la que lideró el desfile y la que acabó convirtiéndose en la estrella de la colección. El destino hizo que la última vez que David Delfín se subió a una pasarela fuera para Bimba Bosé también su último desfile.

ultimo_desfile_david_delfin

Bimba Bosé en el último desfile de David Delfín en 2016.

Lo compartieron todo a lo largo de su vida, hasta enfermedad y año de fallecimiento, muriendo los dos en el año 2017 con cinco meses de diferencia, dejando ambos una huella imborrable en el mundo de la moda.

¿Te ha gustado? Cuéntanos qué te parece en los comentarios.

y ¡recuerda! en  Parte del Arte  comenzamos nuestra oferta de cursos on line en la que encontrarás todos nuestros cursos:  Conoce MadridExposiciones y Colecciones de MadridGrandes Momentos de la Historia y Descubriendo la Ópera. Además, seguiremos compartiendo contenido artístico y noticias interesantes en nuestras Redes Sociales, así que no dudes en seguirnos en: FacebookTwitter y en Instagram (@parte_del_arte) donde cada lunes y viernes a las 17.00h nos conectamos en directo para hablar de diferentes temas de una forma distendida y amena.

¡Te esperamos!

 

 

EL ARTE DE CONSTRUIR. SÁENZ DE OÍZA EN FUNDACIÓN ICO.

Seguimos al pie del cañón en Parte del Arte. Parece ser que nos toca quedarnos en casa algo más de tiempo, y como hemos hecho hasta ahora nosotras seguimos en contacto con vosotros por todas las vías posibles, ofreciendo contenido de forma virtual para que podáis seguir disfrutando de nuestra programación aunque sea a distancia, a través del envío de información sobre rutas históricas de nuestro curso Conoce Madrid, de nuestras clases teóricas de nuestro curso Grandes Momentos de la Historia   y Descubriendo la ópera y por supuesto, de nuestro curso Exposiciones y Colecciones de Madrid.

Dentro de nuestra oferta de exposiciones, te proponemos una gran variedad de temas en la que procuramos que siempre estén presentes todas mas manifestaciones artísticas: pintura, escultura, y también arquitectura, puesto que existen en Madrid algunas instituciones que le prestan especial atención a este campo. Es el caso de la Fundación ICO, que desde hace unos años centra su actividad expositiva en temas relacionados con el mundo constructivo y sus figuras más relevantes.

En Parte del Arte somos ya asiduas a estas muestras, y por ello queremos descubrirnos su última propuesta, dedicada al gran arquitecto Francisco Javier Saénz de Oíza. Hoy en BaluArte te contamos un poquito más sobre la exposición.

Acompáñanos.

UNA MUESTRA MULTIDISCIPLINAR

Dentro de la programación del Madrid Design Festival 2020, la Fundación ICO quiere conmemorar con una exposición el centenario del nacimiento de Francisco Javier Sáenz de Oíza, un polifacético arquitecto que se ha encumbrado como una de las figuras imprescindibles de la arquitectura española.

Bajo el título Sáenz de Oíza. Artes y Oficios, la muestra se presenta, desde sus orígenes, el desarrollo de su mundo personal ejemplificado con su obra y acompañado de un grupo de artistas de diferentes disciplinas que se convirtieron en compañeros y amigos, y partícipes  de su obra. Planos, fotografías, pinturas y documentos nos acompañan en este universo oiziano.

expo_oiza_parte_del_arte_visitas_guiadas

Entrada de la exposición Sáenz de Oíza. Artes y Oficios en Fundación ICO

APRENDER Y ENSEÑAR

La vida de Oiza se desarrolló entre el interés por aprender y la capacidad de enseñar. Nació en Cáseda (Navarra), en 1918 y sus primeros años transcurrieron entregado a la lectura de una gran variedad de temas, lo que le llevaría a viajar a Estados Unidos en 1948. A su vuelta, consigue el título de Profesor de Salubridad e Higiene en la Escuela de Arquitectura de Madrid, aunque con el tiempo también se convirtió en profesor de proyectos, Catedrático e incluso llegó a ser Director de la Escuela de Arquitectura.

En relación al mundo del aprendizaje destacan algunos proyectos de instituciones académicas, como las Escuelas de Batán en Madrid, la Facultad de Ciencias en Córdoba o la Universidad Pública de Navarra. 

plano_escuelas_batán_parte_del_arte

Plano de las Escuelas de Batán (Madrid)

LA GUARIDA

Si algo caracteriza a Oíza es su profunda voluntad de responder, mediante su trabajo, a las necesidades de los futuros habitantes de sus viviendas, tanto en los encargos de viviendas privadas como en las colectivas.

Su filosofía coincide con las ideas de Le Corbusier, que decía que la casa “es una máquina de habitar”, y como tal proyectó varias viviendas privadas que se muestran en la exposición y que muestran cómo Oíza entendía la casa como un lugar cerrado, íntimo, confiriéndole ese carácter de guarida. Por otro lado, según su percepción, el concepto de vivienda establece que ésta tiene que que estar arraigado a la tradición, al espacio en el que se encuentra y a los oficios locales, lo cual se plasma a la perfección en su casa de veraneo en Mallorca, un proyecto construido por otro arquitecto pero que cumple con estos principios.

IMG-20200219-WA0041

Una de las salas de la exposición con planos de proyectos de Oíza en diálogo con piezas artísticas de colegas y colaboradores

UN LUGAR SAGRADO PARA EVOCAR EL SILENCIO. EL SANTUARIO DE ARÁNZAZU.

Uno de los proyectos más especiales que se pueden ver en la muestra es el que está dedicado al Santuario de Aránzazu (Oñate, Gipúzcua). Se encuentra en el lugar donde presumiblemente la Virgen de Aránzazu se le apareció al pastor Rodrigo de Balanzategui en un espino en 1468. Después del milagro se construyeron varios santuarios que fueron desapareciendo debido a varios incendios y a mediados del siglo XX se planteó urgentemente una reconstrucción.

De los más de 40 proyectos que se presentaron salió elegido el de Sáen de Oíza y  Luis Laorga, que contaron con un nutrido grupo de artistas para la realización de los diferentes elementos de la basílica, cuyo programa iconográfico debía evocar lo Sagrado desde el Silencio: Lucio Muñoz se encargó del retablo, Jorge Oteiza las esculturas de los apóstoles en el friso de acceso a la basílica y el pintor Néstor Basterrecha de la cripta. Iconos del siglo XX trabajando codo con codo, que contaron también con la aportación de la comunidad franciscana en parte de la decoración y acondicionamiento.

SANTUARIO_ARANZAZU_PARTE_DEL_ARTE

Exterior del Santuario de Aránzazu ( Oñate), proyectado por Saénz de Oíza y Luis Laorga

Lo que más llama la atención del conjunto en su parte exterior es la talla en forma de punta de diamante. Presenta tres torres, dos que enmarcan la fachada y la tercera, la que alberga el campanario, más alejada. Están realizadas con bloques de piedra tallados en forma de punta de diamante, haciendo alusión al espino  en el que, según cuenta la historia, apareció  la imagen de la Virgen.

Entre las dos torres se abre unas puertas de hierro realizadas por el escultor Eduardo Chillida y que están decoradas con asimétricos dibujos geométricos.

Al nivel de la calzada queda el friso de los apóstoles realizado por Jorge Oteiza, otro de los colaboradores. Los apóstoles están realizados en piedra y ubicados en un espacio de 12 m.

apostoles_parte_del_arte_oteiza

Friso de los apóstoles, de Eduardo Chillida, sobre la puerta del santuario.

exposicion_saenz_oiza_parte_del_arte

Sala de la exposición en la que se puede ver, al fondo, una recreación del ábside de la Basílica de Aránzazu, decorado por el pintor Lucio Muñoz.

COLABORADORES Y MECENAS

Otro de los apartados de la exposición está dedicado a la relación de Oíza con sus patrocinadores, entre los que destaca la familia Huarte. Concretamente su máximo impulsor fue Juan de Huarte, quien tenía la firme voluntad de defender y ayudar a crecer a los mejores profesionales nacionales. Oíza llegó a tener con él una gran complicidad.

Entre las obras del arquitecto que contaron con el mecenazgo de la familia Huarte se encuentran las Torres Blancas, que supuso una gran novedad en la arquitectura de los años 60 por su excepcional expresividad, la Ciudad Blanca de la Alcudia en Mallorca o el local de la empresa H Muebles, su primera colaboración.

EXPOSICION_OIZA_PARTE_DEL_ARTE_VISITAS_GUIADAS

Una de las salas de la exposición con esculturas de amigos y colaboradores de Sáenz de Oíza.

Otro de los lugares presentados en la muestra es la Fundación Oteiza, que supone una doble colaboración con Huarte y  Jorge Oteiza, con el que ya había trabajado en los años 50 en la Basílica de Aránzazu antes mencionada. Un lugar mágico en el que se fusionan arquitectura, escultura y paisaje y que supone un sugerente homenaje a su admirado Le Corbusier.

TORRES BLANCAS. ROMPIENDO MOLDES

Torres Blancas fue el segundo encargo que Juan Huarte le hizo a Sáenz de Oíza en el año 1961, un proyecto de viviendas de lujo en el que invirtió una fortuna, ya que quería convertirlo en un símbolo de poder. El propio Oíza se trasladó al edificio, ya que era habitual que parte del pago al arquitecto se hiciese con una vivienda.

El edificio, de 23 plantas destinadas a viviendas y oficinas, está formado por una estructura de hormigón visto conformada a base de cilindros rodeados por celosías de madera. También cuenta con una planta adicional en lo alto del el edificio y dos plantas en el sótano. Cuenta con una planta de servicios reservada para las instalaciones generales entre las plantas 21 y 22, y en la azotea una piscina.

alzado torres_blancas_parte_del_arte

Dibujo de Sáenz de Oíza con un alzado de Torres Blancas

A pesar del nombre, el edificio es una única torre, que da la sensación de pluralidad por los numerosos cilindros que la conforman. ​Oíza quería construir un edificio de gran altura que creciese mecánicamente como un árbol y recorrido verticalmente por escaleras, ascensores e instalaciones (serían los vasos leñosos del árbol) y con terrazas agrupadas (las hojas de las ramas).

IMG-20200219-WA0054

Dibujo a color de Saénz de Oíza con el plano de Torres Blancas

Pero esta idea era demasiado moderna para el Madrid de entonces. El edificio resultó  tan provocativo que comenzaron a circular rumores y bulos, como que se mudó allí para demostrar que era posible amueblar una casa curvada o que originalmente iba cubierta de polvo de mármol blanco mezclado con hormigón.

A pesar de ello, años más tarde, en 1974 ganó el Premio de Excelencia Europea. y hoy se considera como una de sus obras maestras.

portal_torres_blancas

Interior del portal de Torres Blancas

El estado de conservación actual del edifico no es especialmente bueno en algunos aspectos. El restaurante  que se abrió inicialmente en el último piso cerró en 1985 y  la distribución interior de las viviendas ha sufrido muchas modificaciones, ya que los paramentos curvos se revelaban incómodos en algunos espacios que hoy demandan otro tipo de distribuciones, por lo que la mayor parte de los propietarios actuales las han eliminado. Lo más reseñable que conserva son sus terrazas redondas, que se abren sobre la avenida de América, y su solárium y piscina en el último piso, conservándose así todavía hoy en uno de los bloques de viviendas de lujo más destacados de la zona.

piscina_torres_blancas_parte_del_arte_visitas_guiadas

Piscina en la azotea del edificio de Torres Blancas

¿Te ha parecido interesante?   Si es así déjanos un comentario.

y ¡recuerda! en  Parte del Arte  estamos enviando contenido gratuito de nuestros cursos Conoce MadridExposiciones y Colecciones de MadridGrandes Momentos de la Historia y Descubriendo la Ópera, entra en www.partedelarte.com y suscríbete a nuestra newsletter. Sólo tienes que indicarnos tu nombre y el nombre del curso del que te gustaría recibir la documentación y podrás disfrutar de ella de forma totalmente gratuita hasta el 1 de abril. Además, seguiremos compartiendo contenido artístico y noticias interesantes en nuestras Redes Sociales, así que no dudes en seguirnos en: FacebookTwitter y en Instagram como @parte_del_arte

¡Te esperamos!

#LaCulturaResiste