La casa museo de Lope de Vega: el hogar de un genio del Siglo de Oro

Arrancamos esta semana en Parte del Arte nuestra tercera edición de cursos on line y no podemos estar más contentas y agradecidas de la buena acogida que han tenido nuestros cursos Conoce Madrid, Grandes Momentos de la Historia y Exposiciones y Colecciones de Madrid.

Poco a poco vamos recobrando la normalidad, pero mientras llega el momento de vernos de nuevo (lo estamos deseando) hemos decidido continuar con vosotros de forma virtual, compartiendo pequeños paseos culturales en nuestro Instagram todos los días a partir de las 20.00h y noticias e información de interés en todas nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram y Youtube.  Además, como cada semana, en nuestro blog BaluArte os traemos un tema relacionado con el arte, la historia y la cultura de Madrid.

61eae8a0-9050-4246-a576-dab5efcaae60 (2)

Natalia Nuñez, fundadora del proyecto Parte del Arte, que cumple este año sus 10 años de vida. ( Foto: Parte del Arte)

MADRID: ESCENARIO DE LA VIDA DE LOPE DE VEGA

Esta semana queremos hablaros de uno de los temas que trataremos en Conoce Madrid esta semana: el Madrid de Lope de Vega y su casa museo.

El Madrid del siglo de oro fue testigo de las andanzas del gran escritor. Hijo de una pareja de montañeses cántabros, Félix Lope de Vega nació en Madrid  el 25 de noviembre (aunque algunos creen que fue el 2 de diciembre). Lo que sus padres no sabían es que se terminaría convirtiendo en uno de los escritores más importantes de la historia de la literatura, conocido en su época con el famoso nombre de “Fénix de los Ingenios”.En el terreno personal fue una persona polémica, muchas veces irreverente y alejado de los estereotipos morales de su época y de vida amorosa agitada a pesar de su faceta como sacerdote. Acérrimo enemigo del otro gran titán del Siglo de Oro, Miguel de Cervantes, vivió la mayor parte de su vida en Madrid, donde escribió gran parte de sus obras.

La curiosidad de Lope

Lope pasó parte de su infancia en Sevilla con su tío Miguel del Carpio, aunque poco después, cuando cumple 10 años, regresa a Madrid para cursar sus estudios en el Colegio Imperial, donde tuvo la oportunidad de demostrar que era un alumno aventajado y precoz, que era capaz de leer con fluidez en castellano y latín y traducir del latín al castellano. También en este periodo escribió algunas comedias: El Verdadero Amante y La pastoral de Jacinto. 

lope_de_vega_parte_del_arte_madrid

Atribuida a Eugenio Cajés. Retrato de Lope de Vega, ca. 1627. Casa Museo de Lope de Vega. ( Foto: museoteca.com)

Con tan solo quince años ingresó en la Universidad de Alcalá de Henares donde cursó el bachillerato y al finalizar sus estudios, viajó a Salamanca para seguir con su financiación, aunque este acontecimiento de su vida todavía no se ha podido documentar con claridad.

Lope no fue sólo un hombre letras. Parece ser que siempre fue una persona curiosa y con un gran afán por aprender de diferentes materias, lo que explica sus estudios de Matemáticas y Astrología junto al cosmógrafo mayor de Felipe II, Juan Bautista Labraña y en Artes Liberales con Juan de Córdoba. Siempre destacó por ser un excelente estudiante.

UNA VIDA AMOROSA MUY AGITADA

La vida amorosa de Lope fue igual de intensa que su vida intelectual. De sus muchas relaciones amorosas algunas fueron de especial relevancia y calaron profundamente en él, lo que se ve reflejado en su obra. Se conocen once mujeres en la vida de Lope, además de sus dos esposas, relaciones que varían en cuanto a importancia, intensidad y duración.

Su primer amor conocido fue María de Aragón, con la que tuvo una hija, que murió sin haber llegado a cumplir los cinco años.

La siguiente mujer en aparecer en su vida fue Elena Osorio, una mujer casada con el actor Cristóbal Calderón. Después de cuatro años de relación ella terminó abandonando a Lope. Despechado por este acontecimiento emprendió una fuerte campaña de desprestigio contra su ex amante y comenzó a escribir injurias que le terminaron condenando al destierro en Alba de Tormes, donde permaneció durante ocho años.

En el año 1598 Lope de Vega se casa con Juana de Guardo, con la que tendría cuatro hijos: Jacinta , Juana , Carlos Félix y Feliciana, en cuyo parto murió Juana de Guardo.

Después de una amante portuguesa desconocida, manutvo una relación con Antonia Trillo de Armenta, una rica y atractiva mujer viuda que mantenía una casa de juegos en la Plaza de Matute.
Posteriormente conocerá a otra de las mujeres más importantes en su vida, Micaela de Luján. Una mujer de una belleza extraordinaria pero inculta y analfabeta. Con ella se convirtió en padre por segunda vez, en este caso de cuatro hijos, de los cuales sólo llegaron dos a la edad adulta: un niño llamado Lope Félix y una niña llamada Marcela, que en su juventud se convirtió en monja y que ha pasado a la historia como Sor Marcela de San Félix, una de las poetisas más importantes del siglo de Oro. Micaela de Luján aparace en las obras de Calderón como Camila Lucinda. La relación duró nueve años.

477px-Sor_Marcela_de_San_Félix_(Casa-museo_de_Lope_de_Vega)

Autor desconocido. Retrato de Sor Marcela de San Félix, poetisa e hija de Lope de Vega, ca. 1635, Convento de las Trinitarias Descalzas.( Foto: wikipedia.org)

Pero Lope parecía tener una tendencia natural a los enredos, lo que le llevó a mantener una relación amorosa intermitente con una íntima amiga casa, Jerónima de Burgos, que había sido madrina en el bautismo de su hijo Lope Félix.

Después de otra serie de amantes y relaciones menos significativas, Lope se enamoró de Marta de Nevares Serrano, una mujer casada desde los 13 años con Roque Fernandez, un hombre de negocios mucho más mayor que ella. Marta era una mujer de gran belleza y aunque Lope se había ordenado sacerdote recientemente, cayó rendido a sus pies.

Su relación fue polémica por la naturaleza de ambos (de “cura viejo” él y de joven casada ella) que se intensificó cuando tuvieron una hija, Antonia Clara, a la que tuvieron que inscribir como hija de Roque Fernández. Marta fue el último gran amor de Lope de Vega, a quien cuidó hasta que falleció en el año 1632, dejando al escritor sumido en una profunda tristeza. Fallecerá el poeta apenas tres años después.

P03926A00NF

Ignacio Suárez Llanos, Sor Marcela de San Félix viendo pasar el entierro de su padre, Lope de Vega.1862. ( Foto: wikiwand.com)

LA VIVIENDA

En la actual calle Cervantes ( en la época Calle Francos), se encontraba la casa en la que vivió los últimos 25 años de su vida Lope de Vega. El escritor la compró por 9000 reales en el año 1610 como residencia para él y su familia.

Aunque a lo largo de estos más de cuatrocientos años de historia la vivienda ha sufrido muchas modificaciones todavía conserva en la actualidad algunas estructuras originales y ciertos aposentos en su ubicación inicial.

En el caso de las dependencias que no han podido documentarse pero que se conoce de su existencia se ha realizado un gran trabajo de investigación para poder recrear el ambiente original de la forma más exacta posible.

IMG-20200612-WA0026

Escalera de la Casa Museo de Lope de Vega. ( Foto: Parte del Arte)

La vivienda consta de planta baja, primera planta, una segunda planta abuhardillada y un jardín.

En la planta baja del edificio no se han encontrado evidencias suficientes para reproducir la distribución original de los aposentos. Se cree que, al igual que en otras viviendas similares de la época, en esta planta estaría el espacio para recibir visitas inesperadas, espacios pequeños probablemente para los hijos o invitados de paso, huéspedes o alguna criada y también la zona de la cocina.

Desde el centro de la escalera situada en el centro de la planta de entrada accedemos a la primera planta, donde existe un descansillo donde antes hubo un distribuidor de aposentos. En la primera crujía nos encontramos el estudio de Lope de Vega en el que podemos apreciar su escritorio, el recado de escribir y un gran número de libros que ponen de relieve la faceta más cultivada del escritor. De la pared cuelga el retrato de Lope, atribuido a Eugenio Cajés y pintado hacia 1627.

IMG-20200612-WA0015

IMG-20200612-WA0022

Estudio del poeta en la Casa Museo de Lope de Vega. ( Fotos: Parte del Arte)

También en esta crujía se encuentra el estrado, estancia de uso femenino. Era el lugar donde las mujeres pasaban su tiempo cosiendo o recibiendo visitas. Está fielmente recreado con su brasero, sillas bajas, taburetes, bufetes, espejos y tapices.

IMG-20200612-WA0027

Estrado, Casa Museo de Lope de Vega. ( Foto: Parte del Arte)

En la segunda crujía se ubica la alcoba de Lope y el oratorio, que estaba ubicado en un lugar preferente de la vivienda y escogido de forma intencionada para que, en los días en los que el escritor no se encontraba bien de salud, pudiese, a través de una pequeña ventana, desde su cama, seguir el servicio religioso del oratorio celebrado por otro sacerdote.

IMG-20200612-WA0021

Alcoba de Lope, en la Casa Museo Lope de Vega. ( Foto: Parte del Arte)

IMG-20200612-WA0032

Imagen de San Isidro Labrador  perteneciente al retablo original de la casa en el Oratorio de la Casa Museo de Lope de Vega. ( Foto:Parte del Arte)

La tercera crujía, con fachada y vistas hacia el jardín, se encuentra el comedor, la cocina y la alcoba de las hijas de Lope.

IMG-20200612-WA0028

Comedor en la Casa Museo de Lope de Vega. ( Foto: Parte del Arte)

A continuación, subiendo de nuevo las escaleras, nos encontramos con el piso abuhardillado que aloja otras dependencias más pequeñas, entre las que se encuentra el cuarto de las criadas, alcobas y una recreación de los aposentos del Capitán Contreras, invitado en la casa de Lope durante ocho meses.

La casa de Lope contaba también  cuenta con un huerto y un jardín, dos de los espacios con más encanto de la vivienda, ya que el poeta le dedicó mucho tiempo, cuidando las flores y los árboles y dando largos paseos cada día por la mañana y al anochecer.

huerto_jardin_01

Jardín de la Casa Museo Lope de Vega ( Foto: Casa Museo Lope de Vega)

A través de sus versos se ha podido conocer el aspecto que tenía el jardín y el huertecillo, donde siempre había jaulas para pájaros, que se cambiaban de ubicación según la estación para resguardar a la aves bien del frío excesivo del invierno del calor sofocante del verano.

También existen referencias a los árboles: naranjos, laureles, ciprés, una higuera y naranjos y a flores, las criaturas prferidas de Lope:  madreselva, tulipanes, claveles, azucenas, rosales, rosa mosqueta, jazmines, madreselva, tulipanes, lirios, que según las palabras del poeta “que dan hojas de espada”, violetas,jacintos, alelíes, tudescas que el autor afirma“que parecen llamas”, narcisos, jacintos, alelíes, jazmines valencianos …

En el huerto se cultivaban fresas, hierbas olorosas, alcachofas y espárragos.

Cl Lope de Vega, Jardin Casa Lope de Vega, Madrid

Detalle del Huerto de la Casa Museo Lope de Vega ( Foto: Visitando Madrid)

A la hora de llevar a cabo la rehabilitación de la casa y en su proyecto museográfico se ha tenido muy en cuenta el amor especial que Lope sentía por este espacio, intentando ser lo más respetuoso posible con respecto al jardín y huerto original. Se convierte así en un lugar en el que el ” Fénix de los ingenios” está más vivo que nunca.

IMG-20200612-WA0030

Detalle de uno de los bufetes de la Casa Museo Lope de Vega. ( Foto:Parte del Arte)

Si te ha parecido interesante este artículo recuerda que puedes acceder a más contenido y enterarte de las últimas novedades de Parte del Arte en nuestra web www.partedelarte.com y en nuestras Redes Sociales: Instagram, Facebook, Twitter y en nuestro canal de Youtube. Además, en nuestro blog publicamos un artículo semanalmente. Conecta con nosotras, te estamos esperando.

 

 

 

Julio Verne y su literatura visionaria

Ha llegado el buen tiempo, el confinamiento nos está dando un poco de tregua con el inicio de la desescalada y empezamos a ver la luz al final del túnel. En Parte del Arte continuamos con nuestros cursos on line y cada vez estamos más contentas de cómo los habéis recibido. Muchísimas gracias por la acogida y por el apoyo al proyecto Parte del Arte que nos hacéis llegar cada día con vuestros mensajes de aliento y vuestro interés por nuestros contenidos. Cada semana, además de en nuestros cursos, sentimos vuestro calor en los directos de Instagram, en los que tratamos diferentes temas artísticos y entrevistamos a colaboradores relacionados con la cultura. De verdad, mil gracias por estar ahí cada semana.

También queremos continuar compartiendo con vosotros en nuestro blog BaluArte algunos de los temas que tratamos cada semana en nuestros cursos on line : Conoce Madrid, Exposiciones y Colecciones de Madrid, Grandes Momentos de la Historia y Descubriendo la ópera.

parte_del_arte_cursos_on_line_equipo

Equipo Parte del Arte ( de izquierda a derecha: Laura, Natalia, Esther e Isabel)

Hoy os hablamos de un tema fascinante que hemos tratado en nuestro curso Grandes Momentos de la Historia: la literatura de Julio Verne y cómo a través de sus libros de viajes y aventuras se convirtió en un verdadero visionario de lo que el progreso nos iba a ofrecer. Un autor cuya huella en la literatura y en el cine sigue todavía muy marcada en el pleno siglo XXI.

¡Acompáñanos!

JULIO VERNE. UN HOMBRE DE SU ÉPOCA.

Julio Verne vivió entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, una época de grandes cambios y transformaciones que afectaron a todos los ámbitos de la sociedad. Se produce, al abrigo de la Revolución Industrial, un desarrollo tecnológico sin precedentes el mundo científico, la medicina, los medios de transporte…La sociedad estaba aprendiendo a ver el mundo con nuevos ojos, y Verne es uno de esos hombres que se empaparon de todo ese conocimiento, convirtiéndolo en el eje central de su obra.

retrato_julio_verne_parte_del_arte_cursos_on_line_arte_madrid

Retrato fotográfico de Julio Verne, realizado por el fotógrafo Nadar (Foto: www.nationalgeographic.com)

Julio Verne no lo tuvo nada fácil. Nació en 1828 en una familia con una larga tradición de abogados, que sus padres se empeñaban en mantener. A pesar de que él sentía más interés por la observación de la naturaleza, la geografía y la ciencia, no le quedó otro remedio que ir a París a estudiar la carrera de Derecho, eso sí, con una asignación económica muy ajustada por parte de sus padres, que conociendo a su hijo, querían evitarle distracciones. Sin embargo, Verne lo tenía muy claro y aunque finalizó sus estudios de Derecho, les comunicó a sus padres que no tenía intención de ejercer como abogado, lo que supuso la retirada de su estipendio familiar. Comienza una etapa de dificultades para el joven Verne, que superó cuando en 1863 publica Cinco semanas en globo, su primera novela de viajes y aventuras que tuvo un gran éxito y que le permitió vivir el resto de su vida de su literatura.

cinco_semanas_en_globo_parte_del_arte

Portada de Cinco semanas en globo. ( Foto: www.laestanteriadeloslibros.blogspot.es)

AMIGOS INFLUYENTES

Durante su juventud en París, Julio Verne tiene la oportunidad de conocer a varios personajes, que terminarán convirtiéndose en amigos y que fueron decisivos en su carrera, como Alejandro Dumas, a quien conoció en su época universitaria.

El año 1860 supone un punto de inflexión para Verne en este sentido, ya que conoce a Gaspar Félix Tournachon, más conocido como Nadar, fotógrafo decisivo en esta época, y un gran admirador de la tecnología de su tiempo, especialmente de los globos aerostáticos. Muy vinculado con algunos de los artistas del Impresionismo, Nadar fue uno de los primeros fotógrafos que fotografió la ciudad de París desde las alturas, precisamente desde un globo aerostático, una gran hazaña teniendo en cuenta que los equipos fotográficos de la época exigían largos tiempos de exposición estática.

cartel_nadar_parte_del_arte_madrid_visitas_guiadas

Caritactura de Nadar haciendo fotograías desde un globo aerostático. Honoré Daumier.1869. (Foto: www.sicalipsisnow.blogspot.com)

Fue precisamente Nadar quien le presentó a Pierre- Jules Hetzel, quien será su editor y uno de sus inseparables amigos.

EL FUROR POR LOS VIAJES. JULIO VERNE Y LOS AVENTUREROS

Una de las pasiones de Julio Verne fue la geografía y el mundo de los viajes, algo que se ve especialmente reflejado en su serie de novelas conocidas como “Viajes Extraordinarios”. Con esta denominación se engloban todos los libros de aventuras publicados por Verne desde 1863 con la publicación de Cinco semanas en globo, hasta La impresionante aventura de la misión Barsac, publicada en 1918, trece años después del fallecimiento de Verne. Con estas novelas Verne pretendía despertar y formar el espíritu científico tanto en el lector consagrado como en el público juvenil.

En estas novelas, en las que Verne mezcla una imaginación desbordante con precisas descripciones y localizaciones geográficas muy bien documentadas, el protagonista o protagonistas se embarcan en increíbles aventuras de las que el lector es también partícipe.

Imagen3

Albert Robida. Carte des Voyages très Extraordinaires, Paris 1879. (Foto: www.agenciasinc.es)

En estos viajes no faltan los artilugios, medios de transporte e inventos más modernos de su época y algunos que anticipan el futuro, convirtiéndole así en un visionario de la tecnología. Sus obras inspiraron a infinidad de aventureros que quisieron llevar a cabo todas esas hazañas de los protagonistas de las novelas de Julio Verne, consiguiendo que la realidad superase la ficción. Conozcamos a algunos de ellos.

Cinco semanas en globo

En Cinco semanas en globo, Julio Verne nos cuenta la historia de Samuel Ferggusson, un sabio explorador inglés que, acompañado de su criado y su amigo deciden atravesar el continente africano, que hasta ese momento era conocido sólo parcialmente, usando un globo hinchado con hidrógeno, un dispositivo de su invención que permitía subir o bajar a voluntad sin perder gas o echar lastre en busca de corrientes favorables.

csglobo1962_08

Fotogramas de la película “Cinco semanas en globo”, estrenada en 1962 y dirigida por Irwin Allen. ( Foto: www.jverne.net)

Lo que no sabía Julio Verne al escribir esta historia, que uno de sus jóvenes lectores, un joven asturiano, se iba a inspirar en su novela para realizar una hazaña similar. Se trata de Jesús Fernández Duro, ingeniero mecánico que se convirtió, entre muchas otras hazañas, en el primer hombre en cruzar los Pirineos en globo, logro por el cual fue nombrado Caballero de la Legión de Honor Francesa y por el que ganó La Copa de los Pirineos.

jesus_fernandez_duro_parte_del_arte_madrid

Jesús Fernández Duro en su globo, el Alcotán. ( Foto: www.lne.es)

El gran reto de la Vuelta al mundo

Una de las novelas más famosas y que más trascendencia ha tenido dentro del universo verniano es La vuelta al mundo en 80 días, publicada en 1872. En ella, Verne recoge la revolución de los medios de trasporte que se estaba produciendo en esos momentos en la historia de Phileas Fogg, un caballero inglés que se apuesta con sus amigos la mitad de su fortuna a que es capaz de dar la vuelta al mundo con todos los medios de transporte existentes hasta el momento en tan solo 80 días, un reto que quisieron llevar a cabo muchos aventureros de carne y hueso tras la publicación de la novela.

mapa_viajes_julio_verne_parte_del_Arte

Mapa de La vuelta al mundo en 80 días, realizado por Aventuras Literarias ( Foto: www.nationalgeografic.com)

Algunos de estos exploradores llegaron inlcuso a superar el reto. Es el caso de la intrépida periodista americana Nelly Bly, que decidió emprender esta aventura y realizarla en el tiempo récord de 72 días.

 

nellie_bly_parte_del_arte

Nellie Bly con la indumentaria con la que comenzó su aventura. (Foto: www.publico.es)

Pasión por el mar.Veinte mil leguas de Viaje submarino

Aunque son varias las novelas que giran en torno al mar, como Los hijos del Capitán Grant, es sin duda Veinte mil leguas de viaje submarino su creación más emblemática.

La obra se publicó en dos partes en 1869 y 1870 y nos cuenta la historia del profesor francés Pierre Aronaxx, notable biólogo que es hecho prisionero por el capitán Nemo y es conducido por los océanos a bordo del submarino Nautilus, en compañía de su criado y un arponero, con quienes había acudido en busca de una criatura marina, un extraño cetáceo, que había causado la desaparición  misteriosa de varias embarcaciones.

La novela destaca por una descripción meticulosa de los paisajes submarinos y la infinidad de animales y seres del fondo marino que aparecen y que han alimentado las numerosas versiones cinematográficas de la historia.

thumb-1920-429748

Cartel  para la película Veinte mil leguas de viaje submarino, estrenada en 1952 y dirigida por Walt Diseny ( Foto:www.wall.alphacoders.com)

Poco tiempo tuvieron que esperar los admiradores de la obra de Verne para ver hecho realidad uno de los sueños que planteaba esta aventura: viajar en submarino. En 1885 por fin se logró conseguir la solución a la navegación submarina, algo que había obsesionado a numerosos ingenieros de la época. El responsable de este mérito fue el militar e ingeniero español Isaac Peral, realizándose la botadura de su creación en el año 1888 en Cádiz.

peral_submarino_parte_del_arte_madrid

El submarino de Isaac Peral en el Puerto de Cádiz a punto de sumergirse. ( Foto:  www.submarinos.net

Las novelas heladas de Julio Verne. La realidad supera la ficción

En la época en la que vivió Julio Verne, los polos representaban el límite entre lo conocido y lo desconocido y fascinaban a muchos de sus lectores. Este interés, que se extiende a su época, queda plasmado en algunas de sus novelas, como es el caso de La esfinge de los hielos y Las aventuras del Capitán Hatteras. En ellas se recogen aventuras por tierras congeladas que Verne imaginó pero que se terminarían materializando poco tiempo después por parte de algunos intrépidos aventureros. Una vez más, el escritor nos ofrece su espíritu más visionario.

hatteras_parte_del_arte

Ilustración de Las aventuras del Capitán Hatteras. (Foto: www.gutemberg.org)

Dentro de estos aventureros destaca la figura de Sir Ernest Shackleton, un verdadero “capitán Hatteras de carne y hueso”. Tras varias expediciones fallidas, en el año 1909 logra, junto con sus compañeros, llegar al punto más al sur de la Antártida, un lugar que nunca había sido explorado por el ser humano. Gracias a esta hazaña el rey Eduardo VII le dio el título de “Sir”. El éxito de esta misión le animó a emprender una nueva aventura: cruzar el continente helado de punta a punta pasando a través del polo. Esta misión, fue bautizada como Expedición Imperial Trans- Antártica y que tuvo lugar entre 1914 y 1917, se vio truncada cuando su barco se quedó atrapado en una banquisa de hielo que lo fue aplastando lentamente y lo acabó hundiendo.

Los exploradores estuvieron aislados más de dos años, pero gracias a la habilidad de Shackleton consiguieron ser rescatados y volvieron todos con vida, por lo que el explorador fue considerado un verdadero héroe.

Endurance_trapped_in_pack_ice

El “Endurance”, embarcación de la expedición, atrapado en el hielo. ( Foto: www. irreductible.naukas.com)

Aunque estos son algunos de ejemplos, las novelas de Julio Verne están plagadas de referencias a eventos y acontecimientos que con el tiempo llegaron a hacerse realidad, como por ejemplo la llegada del hombre a la Luna, que Verne describe con algunos detalles de parecido asombroso con la llegada real del hombre en 1969, el helicóptero, las armas de destrucción masiva o el ascensor.

¿Te ha parecido interesante? No dudes entonces en suscribirte a este blog de Parte del Arte, en el que cada semana compartimos artículos relacionados con los contenidos de nuestros cursos on line, y recuerda que también puedes seguirnos en nuestras redes sociales Facebook, Twitter, Youtube y por supuesto Instagram, donde cada semana realizamos interesantes directos hablando de arte, comentando obras y movimientos artísticos y haciendo entrevistas con artistas y profesionales de la cultura.

¡Te esperamos!

 

MADRID, MUSA DE GALDÓS

En Parte del Arte seguimos trabajando sin pausa, desde casa, para que sigas en conexión con el arte y la cultura. En estos tiempos difíciles y de incertidumbre ante el futuro, nuestro trabajo y nuestra misión cobran más sentido que nunca. A través del arte nos distraemos, nos liberamos y nos llenamos de energía y entusiasmo. Por ello, no podemos ni queremos privarte de todos esos beneficios que nos aporta la cultura y hemos diseñado nuestros cursos on line, en los que te puedes matricular desde el 1 hasta el 10 de abril, y que tendrán lugar del día 20 de abril hasta el 15 de mayo. Los cursos de los que puedes disfrutar son nuestros clásicos: Conoce Madrid, Exposiciones y Colecciones de Madrid, Grandes Momentos de la Historia y Descubriendo la ópera.

Además, cada semana en BaluArte os ofrecemos un pequeño artículo para que también de forma libre y gratuita puedas seguir disfrutando de algunos de nuestros contenidos.

Esta semana os traemos un tema muy especial que tiene que ver con una de las efemérides culturales más importantes de este 2020, el centenario del fallecimiento de Benito Pérez Galdós, una figura imprescindible de la historia de la literatura en España y muy especialmente en Madrid.

UN CANARIO MADRILEÑO

Benito Pérez Galdós nació en las Palmas de Gran Canaria en 1843 y fue el décimo de  hijo de sus padres. Su padre, Sebastián Pérez fue coronel del ejército y uno de los  héroes de la Guerra de la Independencia, y su madre, Dolores Galdós, una mujer de muy fuerte carácter, según la describía el escritor.

El pequeño Galdós creció en Gran Canaria entre los relatos históricos de la Guerra de la Independencia a los que le aficionó su padre y la afición a las artes que le inculcaron sus numerosos hermanos.

joven_galdós_ parte_del_arte_cursos_ de_arte_ on_line

El joven Galdós, hacia 1863

En su adolescencia llega al entorno familiar su prima Sisita, con la que mantendría un pequeño romance que su madre, haciendo gala de su fuerte temperamento, decidió cortar enseguida. Es el momento en el que, con 19 años, Galdós llega a Madrid para estudiar Derecho por decisión paterna.

Es el inicio de una historia de amor. Galdós se va a convertir con el paso del tiempo en un gran conocedor de Madrid y va a convertir la ciudad en la gran protagonista de sus obras. Crónicas, novelas, obras de teatro….llenas de minuciosas descripciones de cómo era ese Madrid finisecular, sus habitantes, su realidad social. Galdós es un canario en madrileño, que reflejó como nadie su época.

HUELLAS DE GALDÓS EN MADRID

Leer las obras de Galdós es sumergirse de lleno en un Madrid lleno de detalles y matices, y pasear por algunas zonas de la ciudad nos hace viajar y rememorar aquellos pasajes de sus obras porque el Madrid galdosiano está más vivo que nunca.

Uno de los homenajes recientes más bonitos que la ciudad le rinde a Galdós es el que se encuentra en la Calle de la Sal, muy próxima a la Plaza Mayor, y lugar descrito a la perfección por el escritor en su novela Fortunata y Jacinta.

mingote_homenaje a galdós_parte_del_arte_cursos_on_line

Pintra mural homenaje a Galdós de Antonio Mingote cerca de la Plaza Mayor de Madrid

En una de las fachadas de esta calle nos encontramos unas pinturas murales muy especiales. Fueron realizadas por el gran dibujante Antonio Mingote en el año 2001 y nos muestran, a modo de trampantojo un balcón en el que, en el primer piso, podemos ver a Benito Pérez Galdós con las dos mujeres de su novela más conocida, Fortunata y Jacinta y junto al galán de ambas, Juanito Santa Cruz.

LA TERTULIA DE LOS CANARIOS. EL CAFÉ UNIVERSAL

En la época de Galdós gran parte de la vida de la ciudad se vivía en los cafés. Eran verdaderos centros de de la vida cultural y política en el siglo XIX y buena parte del siglo XX. En ellos uno podía enterarse de los acontecimientos más actuales, escuhar todo tipo de chismes y rumores e incluso asistir a alguna conspiración política.

Galdós fue un asiduo a los cafés, aunque había uno preferido por el escritor por encima de los demás. Se trata del Café Universal, que se encontraba en la zona de la Puerta del Sol. Este café llamaba la atención por sus famosos espejos enfrentados que generaban un efecto óptico sorprendente para la época. También tenía una interesante decoración pictórica con motivos italianizantes y un gran salón con una escalera de caracol que subía al entresuelo donde se encontraban los comedores privados, mesas de tresillo y de billar…

cafe_universal_madrid_parte_del_arte_cursos_on_line_cuarentena_coronavirus

Fachada del antiguo Café Universal en 1938. (Foto: Martín Santos Yubero)

En este café se reunía Galdós con sus colegas en la llamada “tertulia de los canarios”, donde Galdós aprendió  todo lo referente a la actualidad madrileña.  Esta afición a los cafés se ve perfectamente reflejada en sus obras: “El café es como una gran feria en la cual se cambian infinitos productos del pensamiento humano”, escribía Galdós en el primer capítulo de la tercera parte de su célebre obra Fortunata y Jacinta.

LA FONTANA DE ORO

La primera novela de Benito Pérez Galdós también lleva nombre de un café: La Fontana de Oro, situado muy cerca de la Puerta del Sol. Este establecimiento fue lugar de reunión de artistas y tribuna oratoria para políticos liberales.

Galdós publica su novela La Fontana de Oro en 1870. La acción transcurre en la ciudad de Madrid durante los años del Trienio Constitucional (1820 – 1823).  Galdós narra  acontecimientos como el levantamiento del general Riego y la posterior llegada a Madrid el 24 de mayo de 1823 de los Cien Mil Hijos de San Luis para restablecer la monarquía de Fernando VII.

Todos estos acontecimientos sirven de telón de fondo a una trama sentimental que nos cuenta la  pasión amorosa entre Lázaro, joven romántico y liberal, y Clara, huérfana en casa de un tío de ideología absolutista y carácter intransigente.

la_fontana_de_oro_parte_del_arte_cursos_on_line_conoce_madrid

Fachada actual de La Fontana de Oro ( Foto: Un sereno transitando la ciudad )

Después de haber pasado por diferentes manos, el local sigue en pie, aunque reconvertido en un pub de estilo irlandés que nada nos recuerda a la estética que pudo tener en la época de Galdós.

la_fontana_de_oro_parte_del_arte_cursos_on_line_conoce_madrid_coronavirus

Placa junto a la fachada de La Fontana de Oro ( Foto: Antonello Dellanotte )

UN LUGAR PARA EL RECUERDO. LA LIBRERÍA PÉREZ GALDÓS

En la Calle Hortaleza se encuentra ubicado un lugar que sigue manteniendo más vivo que nunca el espíritu del escritor. Se trata de la librería “Pérez Galdós”.

Galdós murió en enero de 1920 y la pasión por los libros continuió con sus herederos. En  1942, su hija y yerno montaron una librería en la calle Hortaleza, lugar donde su padre había abierto años antes su editorial. Su nombre, como no podía ser de otro modo es Librería Pérez Galdós. Se trata de un establecimiento muy especial, ya que conserva los rótulos de madera originales, el mostrador y las estanterías. Sus propietarios actuales se las compraron hace 30 años al nieto de Benito Pérez Galdós, de nombre Benito Pérez Verde, justo cuando pensaba jubilarse y dejar el negocio.

galdós_libreria_parte_del_arte_curso_conoce_madrid_cursos_on_line_coronavirus

Detalle de la fachada de la Librería Pérez Galdós

Un lugar que nos recuerda que aunque Galdós nos dejó hace 100 años, su espíritu está más vivo que nunca en su querida Madrid.

benito_perez_galdos_parte_del_arte_curso_on_line_conoce_madrid

Benito Pérez Galdós hacia el final de su vida en una foto sin datar

¿ Te has quedado con ganas de más? Pues en Parte del Arte te lo ponemos muy fácil, ya que puedes apuntarte hasta el 10 de abril a nuestro curso on line Conoce Madrid, en el que realizaremos toda una ruta virtual por el Madrid Galdosiano, descubriendo muchos más rincones y conociendo pasajes de sus obras.

También seguimos en plazo de matriculación hasta el 10 de abril para todos nuestros cursos habituales de forma on line:Exposiciones y Colecciones de Madrid, Grandes Momentos de la Historia y Descubriendo la ópera. Mándanos un mail a: info@partedelarte.es o llama al 645438576 y reserva tu plaza. Tienes toda la información pinchando aquí.

¡Te esperamos!

#LaCulturaResiste