JOSÉ ZORRILLA, EL POETA DE TODOS

Este año 2017 se cumplen 200 años del nacimiento del gran escritor José Zorrilla. Algunas instituciones públicas se han hecho eco del acontecimiento, como la Biblioteca Nacional de España ( Madrid)  que le ha dedicado una exposición temporal. En Parte del Arte nos sumamos a esta importante efeméride cultural  con uno de nuestros exclusivos viajes culturales. El próximo sábado 16 de diciembre os proponemos una visita al Valladolid romántico de José de Zorrilla, en el que visitaremos su casa museo, recorreremos las calles de la ciudad que fueron testigos de su vida y culminaremos visitando uno de los mejores museos de nuestro país, el Museo Nacional de Escultura. Puedes consultar toda la información en nuestra página web.

UN SIGLO DE CONTRASTES

José de Zorrilla pertenece estilísticamente hablando a la corriente del romanticismo literario. Junto con otros autores nacidos entre la Guerra de la Independencia y el Trienio Liberal, Zorrilla contribuyó, al igual que Gustavo Adolfo Bécquer o Rosalía de Castro, a abrir una nueva e importante etapa en la historia de nuestra cultura, toda una hazaña dada la delicada y convulsa situación política de nuestro país durante gran parte del siglo.  La lectura de la obra de Zorrilla nos desvela una nueva forma de entender las relaciones del hombre con el mundo, con la sociedad e incluso consigo mismo.

La corriente romántica plasma una mirada subjetiva  del drama de la existencia humana, de ese hombre contemporáneo que vive en un mundo cada vez más cambiante. Fruto de esa introspección, el Romanticismo en España se torna contradictorio. Por un lado, se ensalza la rebeldía (es el siglo de las grandes revoluciones) y por otro, se impone con contundencia el regreso a las tradiciones religiosas y políticas que habían sido puestas en peligro en el siglo XVIII por los racionalistas. En esta ideológica se sitúa la obra de Walter Scott en Inglaterra y la del propio Zorrilla, junto con el Duque de Rivas, en nuestro país. El paso devastador de las tropas de Napoleón en España hicieron que la vuelta a la monarquía legítima, personificada en la figura de Fernand VII, era la mejor solución, ya que implicaba la recuperación de los valores tradicionales de la Iglesia y el Estado.

esquivel_zorrilla_parte del arte_ visitas_guiadas_madrid

Antonio María Esquivel. Los poetas contemporáneos. Una lectura de Zorrilla en el estudio del pintor. Museo Nacional del Prado ( ficha completa aquí)

La otra cara de la moneda es la del Romanticismo Revolucionario. Es el que combate contra el orden establecido,  y está encabezado por ciudadanos libres que reclaman los derechos del individuo frente  a los de la sociedad. Fuera de nuestras fronteras podemos situar a Lord Byron y Victor Hugo a la cabeza, mientras que en España esta corriente se ve representada en la figura de José de Espronceda.

DE ABOGADO A ESCRITOR DEL PUEBLO

zorrilla_parte_del_arte_visitas_guiadas_valladolid

José de Zorrilla nació en Valladolid en 1817. Era hijo de Jose Zorrilla Caballero, un jurista de ideología absolutista que se empeñó en que su hijo siguiera sus pasos en el mundo de las leyes, como era habitual en aquellos tiempos. Lo intentó varias veces, le envió a diferentes centros universitarios pero todo resultaba inútil, de modo que decidió envíralo a Lerma para que se dedicara al trabajo en el campo. Pero en lugar de coger la azada Zorrilla escapó a Madrid, donde quería probar suerte como escritor. A pesar del éxito que llegó a alcanzar con sus obras teatrales y sus libros, su padre nunca le perdonó la huida y esta cuestión obsesionó a Zorrilla durante toda su vida (En una ocasión escribió: Mi idea fija era hacer famoso el nombre de mi padre, para que éste, volviéndome a abrir sus brazos, me volviera a recibir para morir juntos en nuestra casa solariega de Castilla; única ambición mía y único bien que Dios no ha querido concederme)

Una vez en Madrid y gracias a algunos amigos que le ayudaron pudo comenzar su andadura. Parte de sus primeros escritos formaron parte de la revista  El Artista, la publicación con más prestigio del Romanticismo español. Impulsada por los hermanos Madrazo y el crítico y traductor Eugenio Ochoa, esta revista daba cabida a las nuevas tendencias estéticas que afloraban en  España tras el absolutismo. Su primer poema fue “Trovador” y decía así:

De un elevado castillo
que Arlanza orgulloso baña,
un trovador elegante
en la puente se paraba.
En el rastrillo golpea
con el pomo de una daga,
y en los góticos salones
ronco el eco se propaga.
Un joven doncel, del fuerte
presentóse en la muralla,
y con semblante halagüeño
dijo en alta voz: «¿Quién llama?»
El Trovador que le ha oído
dirigióle aquesta fabla:
—«Si llegado es en buen hora,
un pacífico infanzón,
que envía a vuestra señora
don Rodrigo de Aragón».
Se alzó a este tiempo el rastrillo,
y en el patio tuvo entrada;
un paje tomó el corcel
por las riendas plateadas,
y el gallardo trovador
por los salones se entraba.

( para leer el poema entero pincha aquí)

También estuvo vinculado a otras publicaciones como El Español ( para el que había trabajado Larra) y El Porvenir, puesto en marcha por sus amigos Joaquín Francisco Pacheco y Juan Donoso Cortés

En el año 1937 se producirá un punto de inflexión en la carrera de Zorrilla, ya que tuvo la oportunidad de darse a conocer leyendo unos versos suyos en el funeral de Mariano José de Larra , un evento que reunió a lo más granado de la cultura romántica de aquel momento.

el_artista_ revista_romanticismo

Portada de la revista El Artista, en la que escribió asiduamente José de Zorrilla

A pesar de que su vida profesional marchaba viento en popa, no se puede decir los mismo de la vida personal de Zorrilla. En el año 1839 se casó con Florentina O`Reilly pero fue un matrimonio infeliz que le hizo huir nuevamente, esta vez e España, hacia París, donde se relacionó con la intelectualidad del momento. Regresó a España tras la muerte de su padre pero permanecerá poco tiempo, ya que regresará a París, después a Londres y finalmente se irá a América, estableciéndose en Mexico por un porolongado periodo de tiempo, donde se convirtió en director del Teatro Nacional.

Tras el fusilamiento del  emperador Maximiliano de Habsburgo en Mexico y debido a la tensa situación política del país, decide regresar a España. Al emperador le dedicará estos versos:

Oye, pueblo sagaz, republicano
que llevas “Dios y libertad” por lema,
tu dios es un vil ídolo: en su insano
furor, de Dios tu libertad blasfema.
Tiene la libertad limpia la mano
de oro y de sangre, su equidad suprema
de la equidad de Dios es santa hermana.
¿Es esta libertad la mejicana?

( Versos completos pinchando aquí)

Pero si por algo Zorrilla ha pasado a la historia es por ser ese poeta del pueblo español con carácter y estilo natural y honesto. Su facilidad para la versificación y su desvinculación directa con la política hicieron que sus obras llenasen las salas de teatro, aunque también le granjeó algunos enemigos. Zorrilla, como muy pocos en la historia, cautivó a las élites y a las clases populares. Sus versos eran recitados por el público versado y aprendido de memoria por los analfabetos, ya que muchas de las leyendas que escribió Zorrilla formaban parte del acervo cultural de la España decimonónica. Fue, en definitiva quien le puso letra a la compleja sociedad de su tiempo.

casa_museo_zorrilla_visita_parte_ del_arte_madrid

Vitrina con libros en la Casa Museo José de Zorrilla en valladolid

Si quieres conocer más sobre Zorrilla no dejes de apuntarte a la salida cultural Parte del Arte a Valladolid el próximo 16 de diciembre, en la que visitaremos su casa museo, recorreremos el Valladolid Romántico y conoceremos el Museo Nacional de Escultura a través de una fascinante visita guiada. Entra en nuestra web pinchando aquí y reserva ya tu plaza.

¡Te esperamos!