LOS BENEFICIOS DEL ARTE EN LA INFANCIA

El curso ya ha empezado para los peques de la casa y por eso hoy queremos hablaros de un tema muy importante para ellos y con el que en Parte del Arte estamos profundamente comprometidos: la enseñanza del arte durante la infancia.

Desde que en los años cuarenta del siglo pasado el crítico de arte inglés Herbert Read acuñó el término “educación por el arte” han sido muchos los expertos de campos diferentes como la investigación neurocientífica, evolutiva y la pedagogía los que han confirmado, cada uno dese su ámbito de estudio, la gran importancia de las enseñanzas artísticas en los niños de todas las edades.

Os ofrecemos un recorrido en el que descubriremos cómo las artes ayudan a potenciar competencias y habilidades básicas de nuestra vida que se desarrollan durante la infancia.

UN CUERPO PREPARADO PARA EL ARTE

Nuestro propio cerebro está “programado” para la comprensión artística. Aunque los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro trabajan de forma conjunta tienen maneras diferentes de procesar la información. El hemisferio izquierdo es el responsable de nuestro razonamiento lógico, de nuestra capacidad de hablar y entender el lenguaje. Podríamos decir que se trata de parte del cerebro que desarrolla un pensamiento más lineal. Por el contrario, el hemisferio derecho del cerebro es el que alberga la intuición, la creatividad y el pensamiento no lineal. Aunque ambas partes están conectadas hay personas que se sienten más cómodas con un tipo de razonamiento más lógico y otras con uno más intuitivo. Por ello, podemos afirmar que nuestra parte creativa del cerebro necesita el arte para desarrollarse. En el caso de los niños es muy beneficioso trabajar esta parte de su mente, ya que la parte izquierda la trabajan ampliamente en algunas de las materias obligatorias del colegio, como la lengua o las matemáticas. Trabajar sobre las funciones del hemisferio derecho del cerebro le permite al niño desarrollar capacidades muy significativas como la interpretación de contenidos emocionales o percibir las figuras que le rodean y así conocer el medio y poder interpretarlo. Además, hay niños que por naturaleza utilizan un razonamiento múltiple (no lineal) y más intuitivo, por lo que en el mundo escolar y académico el arte es un elemento valiosísimo para atender la diversidad en aula.

brain-art-idea

Despliegue creativo en el hemisferio derecho del cerebro ( Imagen: http://www.leocadiomartin.com)

LAS CUALIDADES DEL ARTE Y SUS BENEFICIOS

Teniendo en cuenta el funcionamiento de nuestra mente el arte se despliega como una potente herramienta para el desarrollo de los más pequeños, ayudándoles a adquirir una serie de aprendizajes significativos y valiosos que le acompañaran el resto de su vida.

%eb%b0%98%ea%b3%a0%ed%9d%90_%eb%b3%84%ec%9d%b4%eb%b9%9b%eb%82%98%eb%8a%94%eb%b0%a4_tea119

Noche estrellada, Vincent Van Gogh

  • DESAROLLO DE LA CREATIVIDAD.

El arte es uno de los lenguajes universales del hombre, una expresión de cómo vemos y sentimos el mundo. La imagen artística es el producto de una representación, no se trata sólo de lo que percibimos a través de los sentidos. La comprensión del lenguaje de las diferentes representaciones y manifestaciones artísticas despierta en los niños las ganas de iniciar un proceso creativo propio, con todo lo que ello puede aportarles. El desarrollo de actividades artísticas por parte de los niños ha sido un elemento ampliamente estudiado y se ha demostrado que aquellos sistemas educativos que potencian el conocimiento del arte y lo aplican en otras materias tienen excelentes repercusiones en las capacidades de los alumnos, como el aumento del compromiso emocional en el aula o incluso la mejora de la memoria a largo plazo, especialmente en los alumnos que tienen dificultades lectoras.

painting-85781_1280El inicio de un proceso creativo propio enriquece enormemente a los niños ya que implica la creación de algo nuevo y original , les plantea la solución de problemas, les ayuda a superar la rutina de las actividades diarias en el colegio y les enseña los significados e implicaciones sociales del lenguaje visual. La creación plástica o la práctica de artes escénicas como el teatro, la música o la danza les aporta un mayor conocimientos sobre su propio cuerpo, ayuda a su desarrollo motriz y les facilita la expresión de sus emociones y las relaciones con los demás.

Según el importante psicólogo de la educación Howard Gardner en su libro Arte, mente y cerebro. Una aproximación cognitiva a la realidad: las artes en general ayudan a los niños a organizar su experiencia de vida, a conocerse a sí mismos y a entender el mundo que les rodea. Al estar los sistemas simbólicos integrados en las artes, los niños experimentan con la manipulación y comprensión de los objetos , sonidos, moldes, formas, sombras, movimientos, estructuras, que tienen la cualidad de referirse a algo, ejemplificar o expresar algunos aspectos del mundo”.

  • DESARROLLO DE COMPETENCIAS PSICOLÓGICAS IMPORTANTES.

El arte es un medio y una forma de comunicación entre todos los seres humanos sin excepción de edad, sexo o posición social. Las implicaciones que esto tiene a nivel psicológico son verdaderamente enriquecedoras.

Los niños se sienten libres frente a la obra de arte. El poder reinterpretar una pieza mediante una creación propia, o simplemente el poder comprenderla y extraer una lectura que le aporte cualquier tipo de emoción, sensación o conocimiento contribuye poderosamente a reforzar su autoestima. En este sentido, ejercicios como visitas a museos con niños en los colegios o en familia pueden resultar muy beneficiosas para la propia salud mental de los más pequeños, ya que los museos son centros de conocimiento y excelentes aulas alternativas para el aprendizaje. Si a estas visitas les añadimos la utilización de herramientas de reflexión e información adaptadas a su edad y que les lleven más allá de lo que perciben a través de los sentidos estaremos potenciando otras cualidades que lo harán una mejor persona en el futuro. Si conseguimos hacer que un niño comprenda las circunstancias históricas o sociales en las que fue creada una determinada obra o los pensamientos y el entorno en el que se gestó un movimiento artístico, no solo le estaremos enseñando datos históricos de una forma amena y diferente, sino que le embarcaremos en un viaje de emociones y autodescubrimiento en el que podrá desarrollar su empatía, una cualidad esencial para su vida.

img_2902-1

Alumnos de 4º de primaria del colegio José María de Pereda (Leganés) durante una visita al Museo del Prado con Parte del Arte

  • COMPRENSIÓN DE LA SOCIEDAD Y SUS VALORES

El arte entendido como objeto cultural es un elemento profundamente valorado en nuestra sociedad y en este sentido su presencia es mucho más grande de lo que nos puede parecer a priori. Solo tenemos que salir a dar una vuelta por el centro de nuestra ciudad y mirar carteles y anuncios publicitarios, pararnos en un quiosco a echar un vistazo a los suplementos culturales de los periódicos, ver las colas de los museos en las grandes exposiciones o prestar atención a las noticias de las millonarias inversiones en arte por parte de bancos y grandes empresas. Todas estas “señales” son indicadores de que el arte es importante para nuestra sociedad y es razón suficiente para contribuir a que los más pequeños formen parte de ese aspecto de su entorno. Cuando un niño entra en un museo por primera vez y alguien frente a un cuadro le hace comprender que está ante una pieza que tiene más de cien o doscientos años la fascinación es absoluta y de forma natural el niño siente el deseo de protegerlo. Así pues resulta muy sencillo aprovechar esta inclinación espontánea para mostrarle la relevancia del patrimonio que le rodea y la importancia de cuidarlo y conservarlo.
De este modo, l
as actividades artísticas no deben ser entendidas como algo alejado o separado del entorno familiar y académico del niño, y como en cualquier otro ámbito de su vida debe conocer los códigos sociales vinculados a ellas. Nada mejor que “quitar el miedo” y acudir con los niños no sólo a los museos, sino también a teatros y salas de conciertos para que observen y aprendan los protocolos de actuación en cada uno de esos lugares y sobre todo el por qué las personas han de actuar de ese modo. El conocimiento de estos patrones de comportamiento junto con la familiaridad que llegan a sentir los niños que acuden a estos lugares con asiduidad les proporciona la adquisición de un compromiso de respeto no solamente hacia su propia cultura sino hacia todas las demás, una cualidad más que valorable en un mundo cada vez más globalizado. Por otro lado, un niño que consume cultura de forma regular tiene mucha más facilidad para desarrollar el pensamiento crítico cuando llegan a edades más avanzadas de su infancia, ya que con el tiempo ha ido adquiriendo diferentes herramientas de enjuiciamiento basadas en su propia observación y experiencia.

pintaexpo-065b

Reinterpretaciones infantiles de cuadros famosos (Frida Khalo, Miró, Sorolla…) realizados por los alumnos de PintaValencia (Imagen: http://www.makma.net)

En definitiva, el compromiso de enseñanza del arte es una necesidad para nuestra sociedad, no porque las manifestaciones artísticas nos hagan más inteligentes, sino porque nos ayudan a desarrollarnos como personas a todos los niveles y nos garantizan la adquisición de competencias y capacidades imprescindibles para sobrevivir en nuestra sociedad.

En Parte del Arte tenemos una amplia trayectoria en el desarrollo de actividades culturales con niños tanto para familias como para centros educativos, como el centro José María de Pereda de Leganés, que nunca se pierde nuestras visitas a los grandes museos de Madrid. Puedes ver toda nuestra oferta de servicios en www.partedelarte.com 

Todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siéndolo  al crecer.” Pablo Picasso.

Esther Arce Bayón